De clases presenciales a clases online: las 4 claves de un fenómeno en crecimiento

Desde hace varios años, las tecnologías han facilitado que muchas instituciones educativas, profesores y alumnos hayan migrado, total o parcialmente, sus actividades a una plataforma en línea. En estas líneas, te contamos sus ventajas.

  1. Flexibilidad y adaptabilidad. Ya no importa en qué ciudad del mundo te encuentres, ni tenés que pensar en usar tu auto o un medio de transporte. No importa si estás en tu casa, en un bar o en el break de la oficina. Dondequiera que estés, solo necesitarás estar conectado a Internet y tener un par de audífonos con micrófono disponibles.
  2. Contenidos interactivos. No queremos decir que los libros de textos son malos en sí, sino que, mediante las clases en línea, los libros pueden ser fácilmente reemplazados por material más auténtico como una página web, un video de YouTube, un podcast de un tema de tu interés o las últimas noticias del periódico de tu ciudad. La interacción con estos contenidos digitalizados hace, no solo que aprendas un idioma, sino que estés actualizado, te diviertas y puedas incorporar vocabulario y estructuras de un modo más dinámico.
  3. Amplia disponibilidad. No dependerás más de los horarios rígidos de un instituto, sino que las clases online permiten que no te pierdas clases por incompatibilidades horarias por compromisos o situaciones de urgencia. Además, te motiva a mantener una continuidad en tus estudios que, de otro modo, no la tendrías.
  4. Aprendizaje a tu ritmo y tu medida. Basta de programas de estudio estructurados de un instituto. Con las clases online, podés pedirle a tu profesor que te tome evaluaciones periódicas… o no. Podés también pedirle que te deje ejercicios extra para hacer después de clase… o no. La idea es que manejes tus tiempos, tu ritmo de aprendizaje, y tu progreso dependerá de esto también.

¿Ya reservaste tu clase con Flix Idiomas? Con nosotros tendrás estos beneficios y más… Contactanos ahora y concertá tu clase de prueba. ¡Te esperamos!